KEP

La supernova SN 1604 fue descubierta el 4 de octubre de 1604 en la constelación de Ofiuco, fue observada por varios astrónomos entre ellos Jan Brunowski en Praga, Altobelli en Verona, Clavius en Roma y Marius en Padua. Johannes Kepler la vio por primera vez el 17 de octubre y le hizo un extenso estudio, posteriormente se la conoció como la supernova de Kepler. Situada a 20.000 años luz de la tierra se la podía ver a simple vista superando en brillo a Marte y a Júpiter durante unos días.